Esta semana os traemos una serie de artículos sobre los Wu-Tang Clan. En esta ocasión analizamos la relación del grupo con la tradición china.Nunca la filosofía oriental estuvo tan cerca de la comercialización occidental como lo está ahora gracias a Wu-Tang Clan.


U-God, Method Man, Gosthface Killah, ODB, RZA, Raekwon, GZA, Masta Killa, Inspectah Deck… es probable que ninguno de estos nombres necesite presentación. Seguramente, la mayoría sepáis todo lo que hay que saber sobre cada uno de ellos, ya que sus nombre están (y estarán) escrito a fuego en el imaginario de todos los Mc’s del mundo. Wu-Tang Clan es mucho más que nueve nombres, Wu-Tang Clan es un símbolo, una identidad y un legado para la posteridad.


Simbología oriental, el término WU, artes marciales, un logo que recuerda irremediablemente al logo de Batman proyectado en el cielo de Gotham desde la azotea de la oficina del comandante Gordon. Podría pasarme todo el día nombrando aportaciones de este colectivo a la vida de muchas personas, pero no tengo todo el día. Y supongo que vosotros tampoco. Así que vamos al lío.


RZA decidió juntarse con sus primos RZA y ODB con la idea de montar una formación que cambiara el Hip Hop para siempre. Para ello, más tarde, convenció a Meth, Gosthface, Masta Killa, Inspectah Deck, Raekwon y U-God. Primero “Protect Ya Neck”, después “Enter the Wu-Tang Clan (36 Chambers)”, y a partir de ese momento llegó el éxito sin precedentes para ellos. Pero este artículo no va de la historia de los Wu-Tang Clan (para eso ya están nuestros “homies” de la Wikipedia). El asunto que nos tiene aquí metidos escribiendo estas líneas es otro, y no es más profundo, ni mejor que la típica historia de la creación de los Wu-Tang Clan, pero por lo menos no es eso mismo; típico (o sí, vete tú a saber). 


Lo que hoy vamos a tratar es toda la historia referente al nombre de Wu-Tang Clan. Porque, seamos sinceros, hay pocos nombres más raros que el de este grupo. Ya sé que el nombre viene dado por un arte marcial (llamado "Wu-Tang, evidentemente), pero hoy, intentaremos ir un poco más allá y analizar la mitología oriental para ver la importancia de las palabras "Wu" y "Tang" en la construcción de la cultura oriental, y por tanto, en el grupo.  La culpa de todo se la tenemos que atribuir a RZA, un enamorado de la cultura oriental, que decidió hacer de ella su seña de identidad. Por tanto, el nombre no podía ser otro. WU, Tang, Clan. Tres palabras, un grupo y mil años de historia detrás de ellos.


Empecemos por el término “Wu”. En la historia china, Wu fue un territorio vasallo. Los gobernantes de este territorio eran descendientes de Wu Taibo, hijo del rey Tai de la dinastía Zhou. Tras no heredar el trono, Taibo huyó y su descendiente, el Rey Wu de Zhou derrotó al último emperador de la dinastía Shang. Durante toda su historia, el estado de Wu supuso una amenaza para otros estados de China, y, durante un corto plazo de tiempo fue la nación más poderosa. Fue en ese tiempo cuando el rey Wu se convirtió en un maestro de la metalurgia y fabricaba espadas con inscripciones (dibujos geométricos e incrustaciones de oro y plata), pero a la vez también fue un rey al que le caracterizaba una gran sabiduría. Por ese motivo, bajo su mandato pasaron los mejores años del estado de Wu.


¿Y qué tiene que ver esto con un grupo de nueve chavales de un barrio pobre de Estados Unidos? Pues bien, a eso vamos. Particularmente, me pasa que al escuchar sus producciones es irremediable no pensar en un taller artesanal. Poneos el “Wu-Tang Clan Forever” y visualizad a RZA haciendo espadas en un pequeño taller metalúrgico de un poblado de la china más remota. Creo que el símil está bastante claro.


Pero “Wu” también es uno de los nombres con los que se conoce al Rey Mono. Sun Wu-K’ung es el protagonista de una novela mitológica china. Esta novela nos cuenta cómo el Sun Wu-K’ung acompañó al monje Xuanzang para recuperar los sutras budistas de la India. No me voy a explayar en su vida porque esto no es una clase de historia (y porque no soy un experto en la materia, más bien todo lo contrario). Pero algunas de las características del Rey Mono eran: súper-fuerza, una rapidez sobrehumana, capacidad para transformarse en diversos animales. Además, tenía la capacidad para controlar el viento y para separar el agua. Ah, y era inmortal… ¿Alguno se imagina ya la importancia del término “Wu” en la mitología oriental?


Y si esto no es suficiente para saber su importancia, habrá que fijarse en “El Libro de las Mutaciones” (libro básico para los Wu-Tang Clan, como ha reconocido RZA). En él, se explica la teoría de los cinco elementos. Es decir, una teoría que clasifica los elementos naturales según la filosofía china. Estos cinco elementos son: fuego, madera, tierra, metal y agua. Cada elemento se nutre, y alimenta, a otro elemento, formando un equilibrio. Esta teoría es utilizada para muchísimas cosas en la filosofía china (y en el ejército). Y esta es una de las bases de los Wu-Tang Clan, el equilibrio con el grupo. La paz del clan como fin único en detrimento de los egos individuales. O como decían en mi pueblo: “Lo que importa es el grupo y tú formas parte del grupo”.


El término “Tang”, por su parte, está relacionado con otra gran estirpe china. La dinastía Tang gobernaba Chang’an (la ciudad más poblada del mundo en aquellos tiempos), y era una de las dinastías que llevaron a su reino a mayor esplendor. Los primeros integrantes de la familia Tang adoptaron el budismo. Pero no fue la única novedad que adoptaron, este periodo está considerado como uno de los periodos “dorados” del arte oriental y de la literatura china. No hace falta decir lo que implica la palabra "Tang" dentro del grupo. Un término que supuso toda una declaración de intenciones: un grupo que creará una dinastía grandiosa basándose en las ideas de uno de los reinos de mayor esplendor de la historia china.

 

Sea como fuere (y signifique lo que signifique), al final, el nombre del grupo ha sido todo un éxito. La formación supo sacarle partido a una identidad (propia) basada en antiguas leyendas orientales, filosofía china y viejas películas de Kung-Fu. Es más, aunque al principio se podía llegar a pensar que el nombre no era acertado, el tiempo ha dado la razón a los miembros del clan, ya que han conseguido distinguirse totalmente de los demás grupos y hacer estampar su nombre en los mejores festivales de todo el mundo. Nunca un emperador chino y un joven negro de Brooklyn estuvieron tan unidos.


Publicado por Alex Sellés Pérez.




Compártelo en

Publicado el 24/03/2014 0



SÍGUENOS EN:

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Pinterest Síguenos en Youtube Síguenos en Google Síguenos en Instagram