Estrenamos la sección con la review del disco Good Kid m.A.A.d city de Kendrick Lamar. Nos damos un tranquilo paseo por las calles de Compton para ver la vida que se esconde entre sus bloques. Una historia cualquiera que nunca será una historia más.


Para mí, es un honor (y un marrón) inaugurar la sección de “Discos de la semana” de nuestra página web. Por una parte, creo que hacer una sección como esta es muy difícil, por el simple hecho de que cada uno de nosotros tiene un gusto muy diferente a la hora de valorar un disco y es muy posible que no compartáis lo que yo os diga en este artículo. Pero por otra parte, me gusta empezar porque creo que no hay mejor forma de empezar que analizando el disco más importante de los últimos años.


Pero es que “Good Kid m.a.a.d city” no es tan sólo un disco de música, es mucho más. Good Kid son doce escenas (en la edición Deluxe son dieciséis) de una película rodada en Compton. Doce canciones que traspasan la máscara del artista y nos dejan ver al joven natural del barrio luchando crudamente por su supervivencia.


Good Kid m.a.a.d city es Compton.Y la ciudad californiana está por encima de Kendrick Lamar como individuo. Por tanto, para entenderlo mejor primero hay que explicar la sociedad que ha criado al individuo.


Compton se puede resumir en tres letras: N.W.A. No hace falta que os explique qué significan, ni qué consecuencias tuvo para Compton su irrupción, pero lo que sí es importante es que lo que se decía en sus letras reflejaba la realidad que vivían. Es difícil criarse allí y no ver la contradicción que representa ser la basura de las estrellas. La parte oscura de Los Ángeles que nadie quiere visitar y la invisibilidad social que esto conlleva. Su conjunto de calles conforman los suburbios de la ciudad del glamour convirtiéndolas en un enfermo terminal al que se le niega todo tipo de cura y se le aparta de la sociedad, hasta que no consiga curarse, para que no empañe la bonita imagen en la que se ha convertido la ciudad más artificial del mundo. Un nido de pobreza, violencia, delitos y marginación que se pasa de generación en generación transformando su historia en la del pez que se muerde la cola.


En esta situación nace Kendrick Lamar, el mismo año en que sale el “Criminal Minded” de Boogie Down Productions. Good kid m.a.a.d city nos transporta a Compton y de la mano de K-Dot vemos cómo el tiempo pasa y el barrio le va ganando la partida a la conciencia de Kendrick.



Sherane a.k.a Master Splinter’s daughter (Prod. Da Bizness): El primer tema marca la tónica del disco. Sólo hace falta escuchar diez segundos para encontrarnos con una grabación en la que se escuchan oraciones pidiendo perdón. En este corte introductorio del disco, Kendrick nos cuenta una historia sobre cómo conoce a una chica en una fiesta. Conversaciones, coqueteos, llamadas… son el preludio de una quedada inminente. Pero al final resulta que no todo era como él creía. En este track ya observamos la dualidad entre Kendrick y Compton en la figura de la chica y la eterna (y difícil) distinción entre amor y lujuria. Compton gana el asalto en el que Tha Bizness orquesta la antesala a lo que ya todos conocemos.


“Probably could hurt me, but fuck it I got some heart”


Bitch don’t kill my vibe (Prod. Soundwave): Llegamos al tema más conocido del disco. Un tema en el que Kendrick continúa con la redención de todos sus pecados y del que no hay mucho más que decir que no se haya dicho ya. Un buen beat, versiones de artistas famosos, videoclip por todo lo grande, en definitiva es el tema con más Hype del disco. Particularmente, no es uno de mis temas preferidos del disco pero opino que Kendrick sigue preparando el terreno para las próximas escenas. Eso sí, el estribillo le va como anillo al dedo al tema. Punto para Kendrick.


“I am a sinner who´s probably gonna sin again”



Backseat Freestyle (Prod. Hit-Boy): Kendrick tuvo un sueño. ¿Cuál? El que todas las personas de su entorno quieren: “Pussys” y cash. En este tema nos encontramos a un Kendrick desatado en tres minutos de rapeos sin más. Este tema es un buen ejemplo de cómo un buen beat hace el tema solo. En este caso hace un track que rompe con el carácter reflexivo de los dos anteriores temas y aporta un grado de diversión a la vida de Kendrick. Las “bitchies” son el blanco al que Kendrick dispara toda su rabia de una forma desenfrenada pero en el que no vemos al Kendrick auténtico sino a las presiones sociales y como hacen mella en su conciencia. Punto para Compton.


“All my life I want money and power”


The Art of Peer Pressure (Prod. By Tabu): Kendrick vuelve a su faceta reflexiva sobre un beat de Tabu. Es este el punto en el que Kendrick más da de sí. Para mí, es el tema más visual que existe y me parece un gran error que no haya un videoclip de este. Es de esos temas que no me canso de oir. En esta historia, K-Dot se desgarra el alma contándonos que en él existen dos Kendrick. El niño que vive ajeno a lo que ocurre en Compton y que sólo piensa en estar libre de pecados y el K-Dot que se fusiona con las calles cuando está con sus colegas y acaba haciendo cosas que realmente no quiere hacer. Es en este tema en el que más se escenifica la influencia de Compton en el individuo y ejemplifica la principal problemática de los niños que nacen en los suburbios: El barrio es una jaula que te atrapa y no te deja salir de él aunque quieras. Peleas, drogas... todo eso aparece en su vida cuando está con sus amigos. Una historia contada de manera perfecta con una técnica impecable y aderezada con grabaciones que sirven de hilo conductor dentro del propio tema. Punto para Compton.


“Consequences from evil will make your past haunt you”


Money Trees (Ft. Jay Rock) (Prod. By DJ Dahi): Aquí aparece en escena la primera colaboración del disco. Jay Rock y Kendrick Lamar rinden tributo a los caídos durante todo el disco. Es una oda al dinero y al amor y la enésima oportunidad de escapar de todo. En esta ocasión es un punto para Kendrick.


“Dreams of living life like rappers do”

 


Poetic Justice (Ft. Drake) (Prod. By Scoop DeVille): En este tema vemos como K-Dot va en busca de Sherane, a la cual sólo quiere por su físico. Pero su obsesión por las relaciones sexuales acaban metiéndole en un buen lío. La “outro” del tema explica el final del primer tema del disco. Es un tema que no destaca con respecto al resto de temas de la maqueta pero complementa la historia global del disco. Un acierto, por tanto. En este caso, no hay punto para nadie, sólo observamos lo irónica que puede ser la vida muchas veces.


“If I told you that a flower

bloomed in a dark room, would you trust it?”


Good kid [Prod. By Pharrell]: Kendrick contra todo lo que le rodea. Así se puede resumir este tema. En él, vemos como el nuevo rey de Compton narra sus problemas con la policía, y cómo son estos mismos policías los que tienen los prejuicios acerca de la gente del barrio. “"He´s probably young but I know that he´s down" resume perfectamente la vida diaria de los jóvenes de Compton. Mención aparte merece el beat de Pharrell. Es la primera vez en todo el disco que Kendrick se ve superado por el beat, pero es que en este caso Pharrell te va creando una ansiedad que va “in crescendo” conforme avanza el tema. Está preparando el terreno para el siguiente tema. En este caso, punto para Kendrick.


“I feel you just want to kill
All my innocence while ignoring my purpose to persevere as a better person”


m.A.A.d city (Ft. MC Eiht) (Prod. By Sounwave & Terrace Martin): Este tema representa la cotidianidad del barrio. En él se muestra la otra cara de Kendrick. Los factores externos que rodean la vida de K-Dot y provocan en él esa disyuntiva interna entre ser él mismo o ser parte del barrio. En el track nos cuenta la situación de esa loca ciudad que nos va enseñando durante todo el disco. No hay discusión, Compton gana este asalto.


“Kendrick A.K.A. Compton´s human sacrifice”


Swimming Pools (Drank) (Prod. By T-Minus): El exceso actual en cinco minutos de música. Así resumo este tema. Particularmente es mi tema preferido, y vemos otra vez cómo la presión social hace mella en la vida de Kendrick, el cual se deja guiar para tomar drogas y alcohol para que no lo dejen de lado. En la “outro” del disco vemos que la historia con Sherane continúa, y tras que engañe a Kendrick para que le peguen una paliza, él y sus amigos van en busca de venganza, pero no todo sale como uno espera. Compton vuelve a ganarle la partida a K-Dot.


“Some people like the way it feels, some people wanna kill their sorrows
Some people wanna fit in with the popular, that was my problem”


Sing About Me (Prod. By Skhye Hutch + Sounwave) / I’m Dying Of Thirst (Prod. By Like of Pac Div): Es el tema más largo del disco. Normal, si tenemos en cuenta que Kendrick está reflexionando acerca de la muerte y de la eternidad de su figura en el barrio. Nos cuenta que el barrio y él están unidos para siempre, Kenrick quedará en el recuero de Compton, igual que su ciudad natal quedará en su memoria. El beat transmite el paso lento del tiempo inspirando los últimos momentos de reflexión antes de la muerte. Punto para Kendrick en unos de los temas más profundos del disco.


“I´m behind on what´s really important”


Real (Ft. Anna Wise) (Prod. By Terrace Martin): Otro ejemplo del proceso de socialización más crudo que podamos ver. Kendrick Lamar reflexionando acerca de lo que le hace ser real y del por qué se comporta así. Siento devoción por el estribillo de este tema, me parece acertado, ya que une los rapeos de Kendrick. En este caso, Compton vuelve a ganar la batalla a Kendrick, ya que éste sigue dejándose llevar por las corrientes de su ciudad natal.


“Real is responsibility”


Compton (Ft. Dr. Dre) (Prod. By Just Blaze): Y llegamos al final…y Compton le ha ganado la partida a Kendrick Lamar. Él es consciente de eso, por ello en el último tema del disco hace un repaso de Comtpon junto a Dre. Pasado, presente y futuro de la ciudad de Compton unidos bajo un perfecto beat de Just Blaze. Kendrick Lamar, Ice Cube, Dre…todos son consecuencia de Compton. Es la ciudad la que permanece y la base de todos ellos. El principio y el final de la historia de Kendrick.


“This is King Kendrick Lamar”

 

 

Publicado por Alex Sellés Pérez




Compártelo en

Publicado el 02/02/2014 0



SÍGUENOS EN:

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Pinterest Síguenos en Youtube Síguenos en Google Síguenos en Instagram