El videoclip de Nicki deja abierto a debate si el Ă©xito del mismo ha venido por la calidad musical y lĂ­rica que ofrece o si viene de la mano de la puesta en escena por la que han optado apostar.


Hoy, con Nicki Minaj, se vuelve a abrir esa gran brecha que deja ver la luz del debate entre la música como un sentimiento y la música como un producto, entre la calidad musical y la calidad de una campaña de marketing. Si bien es cierto que cada cual explota sus “talentos” como desea, también es cierto que cada uno elige sobre qué “talentos” quiere ser recordado exponiéndolos a los demás, tratando de mejorar o aumentando el nivel de su trabajo, pero la cosa es bien sencilla cuando uno tiene sus objetivos claros y prefijados a la hora de sacar cualquier tipo de material.

Hemos decidido no posicionarnos en este aspecto, ya que en la variedad se encuentra el gusto, desde el que cada cual escucha, hace y siente lo que desea por lo que el debate sobre el éxito del vídeo que en 2 días lleva más de 20 millones de visualizaciones en youtube queda a la elección del lector cuando visualice el vídeo y saque sus conclusiones, pero estamos hablando de la polémica Nicki Minaj, que ya cuenta con 2 álbumes editados de manera profesional, en los que ha decidido basar su imagen en el erotismo, en explotar su cuerpo como base de su campaña para darse a conocer y promover su trabajo, pero todo sea dicho, se atreve a hacer lo que le apetece sin tapujos y sin ese temor al qué dirán que tantísimos artistas tienen, por lo que no podemos decir que no esperábamos algo así del último videoclip de Nicki porque ya lo había anunciado.

Este segundo single de “The Pink Print”, ya está cosechando sus frutos. Durante las primeras 24 horas de vida del vídeo en youtube tras su lanzamiento, tuvieron más de 3 millones de visitas y como no en Twitter, el hashtag con el nombre de “Anaconda” llegó a expandirse en más de 206 millones de publicaciones, todo un fenómeno dentro de las redes sociales. Pese al erotismo del que está cargado todo el clip y a la sexualidad de la que está dotado, desde el principio del vídeo hasta el final donde podemos ver a Drake, al que le hace un baile “íntimo”, muchos de los seguidores que apoyan la carrera musical y artística de Nicki Minaj corresponden a la comunidad gay, desde la que muchos y muchas ven un punto de escape y una puesta en común del pensamiento “no me avergüenzo de lo que soy y lo muestro”, por lo que no sería correcto en caer en la banalidad de decir que este fenómeno mediático sólo se enfoca al público masculino “menos exigente” en criterios musicales, los temas y demostraciones de Nicki son valorados más allá de las vallas en las que proyecta estar encerrada por el público al que parece dirigirse en primera instancia.

Aunque el álbum no tenga todavía una fecha de lanzamiento oficial, tiene como objetivo salir antes de que finalice el año y llegar a los primeros puestos de los rankings musicales de los países más influyentes como son UK, EE.UU. o Canadá, como lo hizo con sus anteriores trabajos que cuentan con más de 13 millones de ventas entre los dos.


ÂżTalento o Marketing? Decidan uds.




Compártelo en

Publicado el 21/08/2014 por W.Xino



SĂŤGUENOS EN:

SĂ­guenos en Facebook SĂ­guenos en Twitter SĂ­guenos en Pinterest SĂ­guenos en Youtube SĂ­guenos en Google SĂ­guenos en Instagram