Ya no se trata de comparar la calidad del rap entre un lugar y otro, lo que se compara es la idea de trabajo.


No es novedad, aunque no deja de sorprenderme, lo poco consciente que es este país de lo “atrasado” que está en todo, ya no hablo económica o culturalmente (que también) si no en cómo otros países véase EE.UU (Estados Unidos) o Francia nos llevan lustros de ventaja en cuestión de implicación y adaptación de la cultura HipHop en su día a día, provocando así que los eventos relacionados con esta cultura estén pormenorizados y limitados tanto en recursos cómo en ideas innovadoras y creativas.

Para ser más concreto haré referencia a un aspecto de dicha cultura, la música Rap, en la que los grupos de otros países están un nivel impensable hasta ahora, y a nuestro pesar en un futuro tampoco, en el español.

No hablo de la calidad de la música a nivel de skills, flows, estilos, etc, que obviamente son superiores porque son los “padres” de la cultura, si no en los conciertos que los artistas de este panorama ofrecen.

En una entrevista que hizo este magazine con motivo del The Hip Hop Festival al grupo Fuckin Maniacs entre otros, Gareta que es uno de los integrantes del grupo, respondió a una pregunta formulada qué preguntaba con qué grupo o MC le gustaría actuar junto con Eminem argumentando que la infraestrectura que montaba ese artista a la hora de realizar una actuación era impresionante, si no recuerdo mal la comparó con el trabajo de muchos artistas del género Pop, en cuanto a puesta en escena.

Esto me creó curiosidad, ya que nunca había indagado mucho entre los vídeos de conciertos del mismo y decidí hacerlo corroborando que este MC prepara una de las mejores actuaciones que he visto en la mayoría de las facetas que las forman.

En este concierto en el Madison Square Garden de New York se puede apreciar el enorme y preparado escenario. Puede que no estuviera a su mejor nivel y su estilo degenerara un poco en Pop pero sus actuaciones se pueden situar en los puestos altos si nos referimos a la preparación de un show propiamente dicho.

Sin embargo, hay que destacar a otros rappers cuyos conciertos son envidiables también, podemos hacer referencia a Method Man & Redman, de los cuales hay poco más que añadir, todo está dicho.

En cuanto a sus conciertos, diría que son de los mejor que puedes ver actualmente en el mundo del Rap, sin la enfraestructura despampanante de Eminem consiguen llenar salas y te hacen mover el cuello desde que entras en ellas.

Este concierto en París en 2006 sacan a relucir todo lo que tienen, como hemos dicho antes. No tienen la idea de espectáculo que posee Slim Shady, pero nos enseñan lo que es el rap que te deja boquiabierto. Y los consumidores de esta música valoran las dos visiones distintas de estos artistas.

En aspectos técnicos (coros, transición de temas e interacción con el Dj e incluso con el público) son inmejorables, se complementan a la perfección en estribillos y en general en el desarrollo de los temas, ya que se nota en ellos un gran trabajo a la hora de preparar coros, terceras voces y ayudas mutuas.

Si nos trasladamos al continente europeo y nos paramos en Francia es obligatorio destacar a Saian Supa Crew, cuyos conciertos se podrían calificar como arte, lo podéis comprobar a continuación:

Este concierto se muestra en el DVD llamado Hold UP Tour, el cual salió a la luz en 2006 y muestra a la perfección lo que comentaba: precisión, coordinación y música con letras mayúsculas. Y para ser más precisos habría que hacer referencia a la importancia que le dan a las coreografías y a los movimientos, parecen un equipo de natación sincronizada sin ningún cabo suelto.

Si hablamos de este tema hay que destacar a quienes bajo el punto de vista de mucha gente han creado historia y escuela a la hora de dar verdaderos shows, Supreme NMT . Esta pareja de Seine Saint-Denis se presento en 1998 con un disco de un nivel excepcional que posee el mismo nombre que el grupo y alzó el listón aún más mostrándoselo al mundo con este concierto:

Su actuación les ha convertido en parte de la historia de la música Rap y la cultura HipHop ya que prácticamente todo lo que hoy en día vemos en la actualidad en vivo lo mostraron ellos hace 16 años.

Aunque en las ideas tratadas anteriormente hago casi siempre referencia a la parte correspondiente al showbussines del rap y sus actuaciones en directo, también puedo hablar de los yankees en cuanto a la muestra en vivo de su música de manera más underground.

Al otro lado del charco pueden llegar a darse un directo envidiable con dos micros de cable y prácticamente sin moverse del sitio, solo les hace falta un buen Dj y un buen compañero en el escenario, otro aspecto que ni el público valora ni el músico sabe hacer correctamente,no hace falta llenar salas ni la mejor tarima de la escena, hace falta tener rap, manejarlo, mostrarlo y trabajarlo.

Un último tema a tratar es la gran importancia del Dj, parece que hemos olvidado que sin esa gente que maneja los platos no hubiera existido esta cultura.

Quién hoy en día se considere seguidor de la música Rap o se dedique a hacerla y no sepa quién es Áfrika Bambaataa o DJ Babu, tiene un grave problema, que se ponga Scratch (tirándo de lo típico) y se curta de historia.

Resumiendo, sin ellos un concierto propiamente dicho no podría llevarse adelante. Sin el scratch, los cortes, los sampleos de otras voces o simplemente la sesión de hits antes de que el MC salten al escenario, el ritual de una noche de bolo no sería nada. Gracias Dj.

Para concluir he de decir que no busco menospreciar la calidad de los participes del panorama español ni sus actuaciones, al igual que tampoco el gusto del público aunque no esté de acuerdo con el pensamiento predominante del mismo, solo mostrar la imagen que tengo de estos aspectos y las infinitas maneras que hay para intentar incentivar al público y hacer que esta música tenga el peso que se merece en este país.

Ya no se trata de comparar la calidad del rap entre un lugar y otro (como he dicho en el inicio del reportaje) hablo del trabajo, la conciencia de los artistas, que buscan hacer disfrutar a su público haciendo lo que les hace disfrutar a ellos mismos y por supuesto la moral del público, obviando que la objetividad no existe, el cliente, por llamarlo de alguna manera, tiene que entender el tipo de rap que su proveedor, continuando con el símil, le ofrece y el por qué, y valorar el trabajo y el tiempo que dedica a hacer su música, no solo la parte más vanal y espectacular.

Publicado por Adrián Fauro Abad.




Compártelo en

Publicado el 08/02/2014 0



SÍGUENOS EN:

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Pinterest Síguenos en Youtube Síguenos en Google Síguenos en Instagram