Hijo de los Low Riders de Los Ángeles y discípulo de un estilo creado en la cárcel y extendido años más tarde por las calles de la ciudad del glamour. Ese es Mark Machado, más conocido como Mr. Cartoon, una de las caras más reconocidas, y admiradas, del tatuaje en todo el mundo.


Corrían finales de los años 80 en las calles de Los Ángeles, era la  época en la que Rakim nos contaba  aquello de:

“So I dig into my pocket, all my money is spent/

So I dig deeper but still comin’ up with lint”


En este contexto discurre la vida de Mr.Cartoon. Sus piezas inundaban todas las esquinas, empezaba a hacerse un nombre dentro del selecto mundo del grafiti cuando su pasión por los Low Riders se cruzó en su camino brindándole la oportunidad de su vida.  Fue en una muestra de coches tuneados en la que Mr.Cartoon cogió un aerógrafo y decidió dejar su firma en unas camisetas. Esta anécdota hubiera podido ser otra historia más de un barrio cualquiera de Los Ángeles si no fuera porque en dicho evento se encontraban algunos de los responsables de una de las revistas pornográficas con más tirón de la época; la revista “Hustler”. Éstos vieron las camisetas diseñadas por Mark Machado y quedaron prendados por su estilo, concebido tras la mezcla de sus experiencias y de un estilo de tatuaje llamado “Fineline Style”.Inmediatamente le ofrecieron un trabajo como dibujante en la revista, que Mr.Cartoon no dudó en aceptar y aprovechar.

Años después, Mark Machado decidió dejar este trabajo para meterse de lleno en el mundillo de los tatuajes. Durante su carrera, siempre  estuvo vinculado al mundo del Hip Hop, por algo es integrante del colectivo Soul Assassins. De hecho, Cypress Hill fue el primer grupo de rap al que tatuó.


Más tarde llegó su ascenso a la cima. Eminem contactó con él para que le tatuara el retrato de su hija en el cuerpo y Mr.Cartoon sabiendo lo que este hecho suponía decidió tatuarlo casi de inmediato. Tras este tatuaje llegó el dinero, la fama y, por tanto, el reconocimiento público. Muchos famosos han sido los que han pasado años después por sus manos, Snoop Dogg, Christina Aguilera, Justin Timberlake son sólo algunos de los artistas que decidieron convertir su cuerpo en el lienzo de este artista. En la actualidad compagina su tienda de tatuajes con colaboraciones con Microsoft, Nike o Universal Pictures.


Nada de esto hubiera sido posible sin el empujón que supuso para él la oferta de la revista “Hustler”, y esto nos hace preguntarnos cuántos artistas con igual o más talento se echan a perder en las esquinas por no estar en el lugar adecuado en el momento idóneo. Otra historia más de un barrio corriente que nunca volvió a ser una historia cualquiera.




Compártelo en

Publicado el 11/02/2014 por ALEX SELLES PEREZ



SÍGUENOS EN:

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Pinterest Síguenos en Youtube Síguenos en Google Síguenos en Instagram