Desde 1993 este trabajo es un icono, con él llegaron los samples de películas de artes marciales y todo tipo de referencias y letras místicas que son el sello de calidad de este grupo.


Cuándo este CD se puso  a la venta yo ni siquiera había nacido y cuándo empecé a escuchar esta música no tenía ni idea de la existencia de los Wu-Tang Clan. Lamentablemente esto le pasa a la gran mayoría de adolescentes que se interesan por el rap, ya que enterarte de lo que pasa al otro lado del charco tienes que ir un poco más allá, buscarte tú mismo la información.

Por suerte tengo amigos que hicieron esto hace un tiempo ya y me hicieron interesarme también a mi. Y ahora somos unos freaks de todo lo que va saliendo por todos lados y aun así no sabemos ni la mitad de lo que deberíamos.

Leí una vez que este primer trabajo del Clan tiene alguna que otra pega, pero que una vez que empieza a sonar se te olvidan y te dejas llevar. Y es verdad, con el paso del tiempo  se puede decir que “Enter the Wu-tang (36 Chambers)” no es el mejor disco de los Wu, pero aun así está por delante del resto, por el dinamismo que derrocha y el cambio de enfoque que le dio a la escena.

La gente es muy impresionable y prefiere una música que te mienta pero te relaje a un género que te haga flipar y además te cuente cómo está todo. Con “Enter the Wu´Tang” estos 9 MC’s consiguieron reventar el muro que el público había construido con la mezcla de humor de la calle y realidad. Esto en España es mucho más complicado. Entre un público demasiado influenciable y muy ajeno a la cultura y unos MC’s influenciables y ajenos a la cultura, lo único que se consigue es una escena llena de copias y con más artistas que sitio. Esto posiblemente es lo que haga falta en este momento, que los que realmente saben hacer esto lo hagan.

Esto es  lo que yo destacaría de este CD, al margen de que RZA tengo una mente privilegiada y que desde Method Man hasta ODB (R.I.P) tengan unos estilos inigualables.

No veo necesario desglosar el artículo en 12 partes explicando qué dice cada tema y por qué lo dice. Un análisis desde la visión del espectador creo que ayuda más a entender el peso del grupo y de su trabajo (además de permitirme opinar del panorama un poco).

Solo me queda decir Wu-Tang Forever.




Compártelo en

Publicado el 30/03/2014 por Adrian Fauro



SÍGUENOS EN:

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Pinterest Síguenos en Youtube Síguenos en Google Síguenos en Instagram